República Portátil | PABELLON DESHABITADO 112012 | Contáctanos

PABELLON DESHABITADO 112012

 

ACTIVISMO, ARTE Y ARQUITECTURA

El Pabellón Deshabitado es la manifestación territorial del Proyecto Transmedia "Deshabitado". Instalación desarrollada a fines del año 2012 por República Portátil, compañía creativa formada por arquitectos y diseñadores, en conjunto con la productora cinematográfica Terkofilms. Deshabitado, nace como una historia y un cortometraje, enfocados en el género fantástico, es el relato de una ciudad vacía y en ruinas; propone un imaginario del territorio en crisis existente en la ciudad de Concepción y deriva hacia el transmedia, buscando hacer transitar esta historia por distintos soportes y plataformas. Así, utiliza el cine, la arquitectura y la narrativa mediante el montaje de un sitio web, un libro impreso, una exposición en una sala de arte y una instalación temporal en el centro de la ciudad. Esta última acción, es la que decanta en el alzamiento del Pabellón Deshabitado, edificio temporal de 8x8x8 metros, que se propuso albergar durante 7 días las actividades generadas en torno a la transmisión y posicionamiento territorial del proyecto.

Instalado en el centro de la ciudad, entre los Tribunales de Justicia y los edificios de retail, el Pabellón, funciona como una gran caja negra, que en su interior es capaz de acoger a 50 personas. Arriba, una azotea permite dominar la plaza, la cual posee un alto tránsito de personas durante el día y una baja intensidad de uso durante la noche.

Los transeúntes son sumergidos en un ambiente audio-visual, atrapados por el espacio en donde se proyecta el cortometraje Deshabitado, que muestra imágenes de la ciudad de Concepción, vacía, deshabitada, arrollada por la naturaleza. Son fragmentos frenéticos que muestran en un puzzle de seis pantallas, extractos del cortometraje, buscando que el espectador se haga partícipe consciente de esta atmósfera futurista.

La azotea del pabellón, es un patio a cielo abierto a ocho metros de altura. Equipado para descansar y dormir, trabajar y reunirse. De día es un laboratorio de trabajo y de noche, levanta sus escaleras y se separa del suelo público para celebrar fiestas, permitir el descanso y ofrecer un lugar de reunión completamente nuevo dentro de la ciudad. Desde este espacio más privado se comunica reportando, interactuando por las redes sociales lo que sucede en el pabellón, una casa abierta en la ciudad, transmitiendo la ocupación del espacio público vía streaming a todo el mundo.

Esta plataforma, no pretende un uso productivo específico, útil, ni comercial. Más bien, es un experimento controlado y artificioso, que responde a carácteres propios de nuestro tiempo, emisión y recepción de información, activismo e intensificación del espacio público. A través del encuentro y el trabajo colectivo, se propone reflexionar en torno a las prácticas artísticas, la comprensión del territorio, su intervención y apropiación. Está orientado a espectadores ávidos de información, aquellos que además de ingresar y observar, habitan el espacio físico y el virtual de manera simultánea, registrando y exhibiendo en aparatos móviles lo acontecido en este espacio público temporal, cruzado por flujos digitales.






República Portátil